Pues sí. Si recientemente animales como el elefante, el rinoceronte o el azulejo han tenido su “Día de”, ¿por qué no iba a tenerlo la Ballena Franca Austral?. De hecho, son “monumentos naturales” en Argentina, dónde una Ley (la 23094 de 1984) les reconoce dicho estatus a todas las ballenas francas que se visualicen en sus aguas jurisdiccionales.

ballena franca cola

Así, hoy, en Argentina, de modo oficial (Orden nº 1939, del año 2006), se celebra el “Día Nacional de la Ballena Franca Austral”, una jornada en honor de tan magníficos animales y que tiene una cuya fecha de celebración trae causa de una bonita historia:

Resulta que fue un 25 de septiembre como hoy que una joven ballena se enredó en una cadenas en la costa Argentina. La comunidad local la salvó varándola para esperar a liberarla en la bajamar, manteniéndola refrescada para esperar a la marea alta para su posterior regreso al mar. Lo consiguieron. Cuatro años más tarde (en el 2006) la reconocieron de nuevo por la zona (por sus manchas características) y en honor al animal y al esfuerzo colectivo que consiguió la conservación de la ballena, se proclamó este “Día de”.

Una nota más. Con ocasión del ballenil “Día de la Ballena” que tiene lugar en Ecuador en junio, y vista la costumbre que tienen por allá de ponerles nombres alusivos a determinadas autoridades locales, explicaba que no sé si a las señoras les gusta que su nombre sea el de una ballena. Pues bien, si esta raza fuera 100% masculina, no sé si le dedicaríamos un post al “Balleno Franco” (por muy austral que fuera).

La última nota: El nombre de “franca” deriva de una traducción “sui generis” del inglés “right”, en su sentido de “correcto/adecuado”. Esta especie de ballena era óptima para su caza porque además de lenta, una vez muerta, flota. De ahí que fuera (para su desgracia) la clase “correcta/adecuada/franca” para cazar.

Reacciones:

Publicar un comentario en la entrada

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top