Hoy, en Argentina, se celebra el “Día del Inmigrante”, una jornada oficial (Decreto Nº 21.430 del año 1949) de reconocimiento a la inmigración, de gran importancia en el origen del país.

De hecho, la elección de la fecha deriva de que fue el 4 de septiembre 1812 cuando el primer decreto del Primer Triunvirato sobre fomento de inmigración estipuló que el gobierno argentino ofrecía “su inmediata protección a los individuos de todas las naciones y a su familia que quisieran fijar su domicilio en el territorio del país”.

En Himajina no sabemos cuál es el actual estado acerca de la permisividad legal sobre la inmigración en Argentina, pero al parecer existía en la Constitución de 1853 una disposición constitucional que indicaba: "El gobierno federal fomentará la inmigración europea y no podrá restringir, limitar ni gravar con impuesto alguno la entrada en el territorio argentino de los extranjeros que traigan por objeto labrar la tierra, mejorar las industrias e introducir y enseñar las ciencias y las artes". Supongo que eran otros tiempos.

marco

Reacciones:

Publicar un comentario en la entrada

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top