jueves, 28 de octubre de 2010

La Teoría del Caballo Muerto

caballo 2

La tradición oral de los indios Dakota, transmitida de generación en generación, dice que: “Cuando descubres que estás montando un caballo muerto, la mejor estrategia es desmontar”.

caballo muerto

Sin embargo, hoy en día para hacer negocios, educar o gobernar se utiliza un amplio espectro  de estrategias mucho más avanzadas, tales como:

  1. Comprar una fusta más dura.
  2. Cambiar de jinete
  3. Reprender al caballo con determinación.
  4. Designar un comité para que estudie el caballo.
  5. Organizar visitas a otros países para ver cómo montan caballos muertos.
  6. Rebajar los estándares para que los caballos muertos puedan incluirse.
  7. Recalificar el caballo muerto como “discapacitado para vivir”.
  8. Externalizar la monta del caballo muerto.
  9. Utilizar varios caballos muertos a la vez para aumentar la velocidad.
  10. Destinar financiación adicional y/o entrenamiento para aumentar el rendimiento del caballo muerto.
  11. Encargar un estudio de productividad para ver si jinetes más livianos pueden mejorar el rendimiento del caballo muerto.
  12. Declarar que el caballo muerto, al no tener que ser alimentado, es menos costos, acarrea menores gastos indirectos y, por ello, contribuye sustancialmente, más que los otros caballos, al buen balance final de la economía.
  13. Replantear los requerimientos de rendimiento esperados de los caballos.
  14. Promover al caballo muerto a un cargo de supervisor y contratar a otro caballo.

2 comentarios:

Andrea dijo...

Quanta raó en tan poc espai! Quina perplexitat la nostra existència actual.

Daniel Vidal dijo...

Gràcies Andrea pel comment.

Tens tota la raó. També és cert que moltes vegades qui monta el cavall mort ja li va bé continuar així... És a dir, que s'ho monta bé :)