Tras dos historias abogaciles recientes (aquí una y aquí la otra) de carácter ficticio y ejemplar, voilà una auténtica:

chantaje sexual

El titular claramente muestra que el sexualmente chantajeado era un abogado, aspecto que silencian otras muchas fuentes (como esta u esta otra, por ejemplo). ¿Por qué del silencio de unos y la exhibición pública de otros? Curioso. La noticia, en cualquier caso, tiene moraleja: el abogado grabó el presunto intento de extorsión y los acusados, de ser culpables, tendrán una condena bastante seria.

Reacciones:

Publicar un comentario

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top