Procuradores Diario “El País” de hoy, página 26. Quizás haya esperanza.

Un buen procurador es un tesoro, un técnico y compañero experto en derecho procesal que, cuando se encuentra, merece toda la fidelidad de un letrado.

Sin embargo, su carácter obligatorio y meramente instrumental, el hecho de que el pago de sus servicios sea casi siempre instrumentalizado a través de nosotros (con el consiguiente desgaste para el abogado de “pedir dinero” para el procurador y otros [como notario, etc.]), hace que sea partidario de la progresiva desaparición de su obligatoriedad, por mucho que ello incrementará la competencia (pues muchos pasarán a ejercer como abogados).

Reacciones:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top