Portada hoy de “El Periódico de Catalunya”:

reyLógicamente, a nadie le parece mal. En una visita a una tierra con costumbres propias, qué menos que adaptarse (si a uno le es posible) a dichas costumbres, una muestra de educación, protocolo y respeto, que de ningún modo pone en tela de juicio la manera propia, en este caso, de saludar.

Entonces, me pregunto porqué si es aceptable y correcto hacerlo con quienes están (literalmente) en las antípodas, no podría hacerse el mismo gesto, por ejemplo, en el mensaje navideño (o cualquier otro)hablando en idiomas también propios, ¿no?.

Reacciones:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top