Esta mañana salgo a dar una vuelta, acompañado con bolsas de basura con restos de plástico y cartón (reciclador que es uno). Pero el contenedor de al lado de casa… no está. Bueno, sigo hacia abajo. Peor tampoco está el siguiente, ni el otro. No está ninguno de ellos. Ninguno de los muchos, muchísimos que hay a lo largo de la calle Viladomat.

No soy el único sorprendido. Hay vecinos con otras bolsas en la mano. Y alguno, que ha sido creativo y ha puesto a su basura a esperar pacientemente la llegada de su contenedor:

basuras contenedor

No caigo en el porqué. Supongo que el tema del 1 de mayo y la próxima jornada del BCE podrían ser el motivo, pero lo cierto es que unas horas más tarde me doy cuenta (por el ruido)… baja por esta calle la manifestación “alternativa”.

La veo por la ventana. Cuánta buena intención y verdad en algunas de las leyendas y lemas. Y cómo de equivocados están algunos:

a) Un grupo, caras tapadas, hacen graffitis sobre las puertas metálicas de un negocio. Lo intentan grabar unas cámaras. Zarandean al cámara de TV. Triste. Se van, sprays en mano, a seguir decorando el resto de la calle. Todo ello durante la propia manifestación.

b) Al final de la manifestación, alrededor de las muchas furgonetas de los Mossos, hay una cincuentena de individuos, cara-tapadas todos, con semblante poco amistoso. En honor a la verdad, una de las organizadoras de la marcha les increpa. Pero ellos están ahí. Un grupo de unos quince se deshacen de un líquido tirándolo por la boca de una alcantarilla.

c) Voilà el resultado de la persiana metálica del comercio de enfrente de mi casa:

pintada 1

Y la Iglesia de justo al lado:

pintada2

Como ya he explicado en muchas ocasiones, debería ser obligatorio lo siguiente:

Junto con la solicitud de “autorización” de manifestación, debería acompañarse una garantía/aval sobre los desperfectos que se crearan en un radio de ‘x’ metros alrededor del trayecto durante el tiempo ‘y’ & ‘z’ antes y después de la marcha. Contenedores, pintadas, desperfectos en coches, etc. todo ello a ser compensado por el organizador (y/o su compañía de seguros). Es bien sencillo de implementar y bastante lógico, ¿no? Seguro que se evitaría mucha, cuanto menos, complicidad y tolerancia entre los propios integrantes.

Reacciones:

Publicar un comentario en la entrada

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top