Son muchos quienes piensan que las subastas judiciales (y las notariales) “ni son subastas ni son ná”, ya que el himajinario colectivo tiene idealizado un mundo de información privilegiada, corruptelas, subasteros, contubernios y otros chancullos organizados para hacerse a buen precio con bienes inmuebles y muebles que llegan a tan triste fin.

Quizás sea esto lo que ha llevado a alguien a etiquetar hoy en el BOE como “Subasta Notarial” (así, con las comillas) al acto que tendrá lugar en un notario de Novelda, Valencia, próximamente.

subasta

Y es que lo de las comillas innecesarias es todo un mundo. Desde aquí recomendar la monotemática pero divertida y sorprendente web “http://www.unnecessaryquotes.com/”.

Reacciones:

Publicar un comentario

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top