Siempre me ha parecido curioso que el “papel de aluminio” o “papel de plata” (como si diera igual uno u otro mineral) que servidor ha usado toda la vida para los bocadillos y para hacer pelotas para jugar en el recreo sirva asimismo para los procesos de tinte capilar tan usuales en las testas femeninas (nótese la “s” intermedia en “testas”).

hair-dye

Pues bien… en el año 2001 se publicó un estudio científico titulado “Use of permanent hair dyes and bladder cancer risk” (“Utilización de tintes capilares permanentes y riesgo de cáncer vesical”), que hizo que en Europa, el “Comité científico de los productos cosméticos y de los productos no alimentarios destinados al Consumidor” –sustituido más tarde por el “Comité científico de los productos de consumo (CCPC)”- llegase a la conclusión de que los riesgos potenciales eran preocupantes. (También hay que decirse, para no crear alama, que el propio CCPC hizo un dictamen reciente -21 de septiembre de 2010- en el que concluyó que no había motivo de preocupación importante con respecto a la genotoxicidad y carcinogenicidad de los tintes capilares usados actualmente en la Unión y sus productos de reacción).

Sea como sea, el CCPC recomendó que la Comisión Europea tomase medidas adicionales para controlar la utilización de sustancias para tintes capilares.

Se han realizado algunos estudios y otros están en marcha. Y según la ayer publicada “DIRECTIVA 2011/59/UE DE LA COMISIÓN de 13 de mayo de 2011 por la que se modifican los anexos II y III de la Directiva 76/768/CEE del Consejo, relativa a los productos cosméticos, para adaptarlos al progreso técnico” se modifica la norma, concluyendo que:

El o-aminophenol no puede considerarse seguro, por lo que a partir del 3 de enero de 2012, no se podrá usar.

Y los “hydroxyethyl-2-nitro-p-toluidine”, “HC Red No 10 + HC Red No 11” aún están en estudio.

De ahí que, como mínimo, un servidor desaconseje usar cualquiera de las 59 referencias potencialmente disponibles en el mercado que contienen o-aminophenol, porque si no es bueno que se usen a partir del 3 de enero, pues tampoco debe ser bueno usarlos ahora, ¿no?

Reacciones:

Publicar un comentario

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top