Tras la pelicula, y sin dormir (literalmente), salida a intespestivas horas de casa para coger un vuelo con destino a Londres, en un viaje de presumible placer con alguna (escasa) obligacion profesional.

Las horas post-film y pre-viaje las paso trabajando en materias del despacho, enviando a indecentes horas emails a clientes y companyeros acerca de temas juridicos varios.

Respecto del viaje, ningun problema. Como curiosidad, indicar que en el embarque realizado, aun existiendo unos pasajeros dotados de tarjeta de prioridad de embarque, vamos de la terminal al avion con autobus, con lo que la prioridad en papel reconocida (y supuestamente pagada) de acceso al avion se vuelve en una intrascendente prioridad de acceso al autobus. Cosas veredes.

Transcurro el tiempo de tralados (aereos y autobuseros hasta la ciudad) bastante dormido, con lo que apenas puedo dar cuenta de problema alguno. El tiempo parece acompanyar. Veremos que pasa en los siguientes dias.

(post conscientemente sin acentos)
Reacciones:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top