"La generosidad comienza por uno mismo".

En aplicación de esta máxima, las compras navideñas empezaron en realidad hace unos días, cuando me compré no sólo un TabletPc, sino un nuevo móvil (los que me conocen ya habían sido víctimas de mi antiguo terminal).

No contento con eso, me he comprado hoy un pseudo elemento deportivo que me permitirá ganar unos para mi muy apreciables cinco centímetros de altura: unos patines en línea.

patinesNo tengo ni idea de utilizarlos. No recuerdo haber ido a patinar nunca (apenas un par de veces sobre hielo). Ya al probármelos he provocado unas cuantas risas al intentar levantarme para ver si, efectivamente, todo estaba bien en cuestión de tallas/números. Sólo por las risas (y por los cinco centímetros de altura extra) creo que vale la pena haberlos comprado.

Me he pasado un rato de la tarde por el pasillo del piso con los patines enfundados procurando, al menos, caerme de forma distinta cada vez. No lo he conseguido de todo (la modalidad "caída por el lado izquierdo, ligeramente hacia atrás con impacto culo-lateral" sigue siendo estadísticamente mayoritaria), pero confío en ir progresando.

Reacciones:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top