día justicia gratuita

Hoy se celebra, por primera vez, el “Día de la Justicia Gratuita y del Turno de Oficio”, un “Día de” en merecido reconocimiento de un servicio no suficientemente valorado por parte de la ciudadanía.

Todo el mundo tiene derecho, en caso de necesitarlo (se aplican criterios económicos y de tipo de procedimiento) al beneficio de “justicia gratuita”, esto es, no tener que pagar determinadas tasas, costes de abogados y procuradores, peritos, etc.

El coste de todo ello, concretamente el de abogados y procuradores, es “soportado” por los propios profesionales, que únicamente cobran unas tarifas mínimas por cada actuación que realizan. Son unos importes pequeños que se cobran tarde y mal y que derivan de los presupuestos de Justicia.

Los abogados, por ejemplo, se quejan, y con razón, del poco importe y de las dificultades de cobro. La administración se queja de los crecientes gastos que ello implica. Y ambos tienen razón.

Tengo varios buenos amigos que actúan en el turno de oficio (compatible con el ejercicio privado) y me consta que están “regalando” su tiempo/talento. De hecho, es como una “función social”.

Sin embargo, creo que también es de justicia que alguien ponga sobre la mesa aspectos tales como los recursos que se interponen “por ponerlos” (y cobrarlos), a veces incluso sin que el perjudicado/afectado esté ya en el país.

Algo hay que hacer porque la situación, tal como está, es insostenible. Y de ahí este “Día de” que tiene una clara finalidad político-programática.

Reacciones:

Publicar un comentario

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top