Sofía nació muy grande. Alguna de la ropita que le habíamos comprado no la ha podido utilizar y otras piezas le van demasiado justas. En consecuencia, convenía comprar más ropa.

Y dado que uno debía estar en casa, el único modo era comprar a través de Internet. ¿Y qué nos encontramos? Pues nos encontramos que hay empresas del sector que venden cosas muy poco apropiadas y peligrosas, al parecer, para sus clientes:

pasito a pasito 3

¿Cómo pueden indicar que no es apto para menores de 36 meses y al propio tiempo decir que los tamaños disponibles son 1, 3 y 6 meses? Es que son ganas de ir asustando…

Reacciones:

Publicar un comentario

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top