"El 20 de junio de cada año el mundo honra el valor, la resistencia y la fuerza de los refugiados. En este sexto aniversario del Día Mundial del Refugiado miles de organizaciones en cientos de países se unirán para hacer notar no sólo las duras pruebas por las que pasan los refugiados y las causas de su exilio, sino también su determinación y voluntad para sobrevivir y las contribuciones que hacen a sus comunidades de acogida.A menudo confundidos injustamente con los migrantes económicos, los refugiados huyen de su país no con fines económicos, sino porque huyen de la persecución, de la amenaza del encarcelamiento e incluso de las amenazas contra sus vidas. Necesitan un lugar seguro donde puedan recuperarse de los traumas mentales y físicos, y reconstruir sus esperanzas de un futuro mejor.
La intolerancia que frecuentemente es la raíz de los desplazamientos internos y de los flujos de refugiados, está también presente en algunos de los países a los cuales los refugiados llegan. En vez de encontrar comprensión, muchas veces se encuentran con sentimientos de desconfianza o desprecio.
En el Día Mundial del Refugiado, no nos olvidemos de que, tal vez, un día, nosotros nos podríamos ver en la necesidad de golpear la puerta de un extranjero esperando encontrar un techo seguro y afable. Debemos ofrecer a los refugiados la misma acogida que quisiéramos recibir si estuviéramos en su lugar.
Mientras que la mayoría de los refugiados desean volver a casa, algunos no pueden hacerlo por cuestiones de seguridad. Pero dondequiera que estén, los refugiados se esfuerzan siempre por levantarse de las cenizas y empezar de nuevo. El valor y la determinación demostrados durante sus horas más oscuras les servirán para reconstruir una nueva vida. En el Día Mundial del Refugiado, honremos estas cualidades y reconozcamos la riqueza y la diversidad que traen a nuestras sociedades."




Reacciones:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top