Jueves 21, sobre las 20:30 h. en la pista deportiva del Europolis (Les Corts).

Antes de entrar en el gimnasio (cualquier excusa es buena), me quedo a ver la segunda parte de un concurrido partido de futbol sala y rememorar así mis tiempos mozos (y no tan mozos, que hace no demasiado aún teníamos un equipo de fútbol en el Despacho).

En cualquier caso... El señor de azul oscuro, apoyado sobre la verja es el entrenador del equipo del Barça. Si no me equivoco, era un partido de futbol sala de la Copa Catalunya. Categoría Infantiles. Semifinales.

Tras increpar de ostensible manera al árbitro al inicio de la segunda parte, acabó, entre aspavientos y palabras mayores, expulsado (junto con otra persona [ayundante?]).

Y tras la verja, aún continuó durante un tiempo con una actitud impropia de quien está formando, además de jugadores infantiles de fútbol, personas. Luego se quejarán de la violencia en los estadios, de las agresiones a los árbitros (en primera división o en categorías inferiores), etc.

Sea como sea, si alguien quiere saber no sólo el resultado, sino también la crónica del partido, puede leerlo aquí (último post del foro, by Adri_les corts, no tiene desperdicio... supongo que la opción "autocorrección" estaba desactivada).
Reacciones:

Publicar un comentario

  1. Els entrenadors com a norma general tenen actituds pèssimes, també amb els propis jugadors-nens. Fa un temps , especialment al Barça, es tenia cura que l'entrenador no fos gaire bon entrenador sinó que fos un educador. Es contractaven persones amb aquest perfil poc vinculat amb l'esport.No sé si això ha canviat. DE tota manera, és molt pitjor l'actitud dels pares que pressionen als nanos i als entrenadors.

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top