Hoy, en Paraguay (y otros países sudamericanos), se celebra el “Día del Amigo” o “Día de la Amistad”, una jornada ideada por el Doctor Ramón Artemio Bracho en Puerto Pinasco (Paraguay) en 1958.

Parece ser que son muy comunes las fiestas en los bares, discotecas o una cena entre amigos íntimos. También se considera tradicional el juego del "Amigo Invisible" en escuelas y lugares de trabajo.

Recuerdo, de pequeño, como en el colegio mercadeábamos con los destinatarios tocados a suerte como “amigo invisible”. El objetivo era claro, conseguir identificar quién tenía como destinataria a “la que te gustaba” para sobornarle para que te cambiase la papeleta. Ello, por si sólo, garantizaba que la destinataria supiese (si es que no lo sabía antes) de su importancia para un servidor (la discreción del antiguo propietario de la papeleta casi siempre era nula). Luego, amigo invisiblequedaba el nada fácil tema de la elección del regalo (ya hablaremos de eso en otra ocasión).

Ahora, el “amigo invisible” es diferente. Uno suele, en lugar de sobornar para tener como destinatario/a a alguien, pagar o suplicar para no tener a otro alguien (generalmente un jefe). Y es que ni la discreción ni la invisibilidad son absolutas. Y es que ya hemos dicho que lo de los regalos no es nada sencillo.

Reacciones:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top