Reacciones:

Publicar un comentario

  1. No es la primera vez que pasa.
    Y los funcionarios se electrocutan con los armarios, no tienen donde colgar los abrigos, no tienen espacio suficiente, no pueden abrir las ventanas, el aire está viciado y reseco y tienen toda clase de afecciones respiratorias....
    Esas deficiencias ya sucedieron en los juzgados de Hospitalet, pero no se arreglaron antes de poner en marcha los de Barcelona.
    Ya he oído a compañeros referirse a la Ciudad Judicial como la Calamidad Judicial...esto es lo que pasa cuando se hacen grandes edificios (que se ven y hacen bonito) y no se resuelven los verdaderos problemas de fondo de la Justicia.

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top