Aunque sea lunes, hablaremos del Jueves. Ni del que viene, ni del pasado, sino de la publicación humorístico-satírica-presuntamente_injuriosa a tenor de lo que opina la Fiscalía General del Estado y ratifica un juez (cuyo nombre no cito para no hacer lo que creo que justamente quiere).

En base a tales opiniones no sólo han secuestrado una publicación, sino que además, se ha clausurado/cerrado una página web (en realidad, es más un cierre voluntario, pero bueno).

Pese a que sobre este tema se han escrito varios interesantes comentarios (un ejemplo, aquí), encuentro a faltar algunas reflexiones:

a) Parece que nadie tiene presente que, además de la famosa ilustración, la revista (y la web) contienen como un par de centenares (en la web, unos cuantos más) de dibujos más cuyo contenido no ha podido ver la luz (comercialmente hablando). Prohibir su venta/difusión es el verdadero ataque a la libertad de expresión (y no sólo el de la 'expresión' del dibujo 'protagonista' en si). Y nadie dice nada.

¡Con la medida adoptada, me han impedido mi derecho casi-constitucional (en la república independiente de mi casa) a leer la semanal viñeta de Clara!

b) El dibujo en sí (el cual no reflejo ya que si los actores judiciales fueran coherentes, deberían también secuestrar esta himajinaria publicación, y no es mi intención que suceda) sin perjuicio de otras consideraciones (casi todas legítimas) no refleja ni órganos sexuales ni palabras soeces, luego la injuria alegada ¿dónde se encuentra?.

c) Las medidas (de secuestro) cuando un producto ya está en el mercado (otra cosa es el preventivo o previo) son totalmente inoperativas en el ámbito de una imagen o ilustración, dada su fácil reproducción y distribución. Y eso, lo sabe todo el mundo. Es más, provocan el efecto contrario (mayor interés + fácil distribución = difusión multiplicada). Había alternativas mucho más razonables, como una indemnización, multa, etc.


d) Un aspecto básico y central (sobre el que tampoco he leído nada) es que el dibujo se encontraba en la portada. Y esa decisión de la editorial (ponerlo en la portada) es el que creo que ha originado todo este embrollo. Como jurista himajinario no veo ninguna posibilidad de adoptar medida alguna contra la publicación (y menos su secuestro), si el mismo dibujo estuviera en las páginas interiores, incluso en tamaño poster.

Desconozco qué abogados llevaran el tema en representación de la editorial, así como si en este tema habrá un verdadero debate jurídico (mucho me temo que no). Y es una lástima. Quede reflejo de mi ofrecimiento.
Reacciones:

Publicar un comentario

  1. Estic plenament d'acord amb tu. Evidentment el meu post no dóna espai per entrar en profunditat, igual que amb molts temes. Per això vaig preferir centrar-me en una sola idea, la de la comparació amb situacions similars en països més o menys semblants i amb el fet que la família reial sembla que està al marge de qualsevol denúncia... amb la qual cosa el fiscal es complica la vida.

    ResponderEliminar
  2. El tema del paper de la Casa Reial... aquest ja te'l deixo per a tu, ja... :) (per aquest i d'altres temes, ja que els camins del Sr. -Rei- són, per a mi, al menys, inescrutables)

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top