Creo ya haber comentado por aquí la magnífica labor formativa, educativa y cultural que lleva a cabo el teatro, especialmente a determinadas edades.

La asunción de un rol o papel, la pertenencia a un colectivo, la disciplina y "el directo" con el público son unos valores y unas habilidades de una importancia capital que las clases de teatro escolar (y ¡universitario!) desarrollan y aún deberían potenciar más.

teatro infantilHoy, en el Día Mundial del Teatro Infantil, jornada promovida por la Asociación Internacional del Teatro Infantil y Juvenil (Assitej International), quisiera destacar no sólo el teatro hecho por niños y jóvenes sino el hecho para niños y jóvenes, ya que son muchas de estas obras las que han servido tanto para formar a actores (no es nada fácil actuar para niños) como para formar a futuros espectadores de teatro.

Barcelona tiene una magnífica oferta de representaciones teatrales, musicales y operísticas para los más pequeños, con unos resultados más que satisfactorios. Ahora bien, me pregunto, ¿se sigue llevando a clases enteras de adolescentes y preadolescentes a obras de teatro como "Mar i Cel"? 

Reacciones:

Publicar un comentario

  1. Me gusta el teatro dirigido a los niños, pero nunca he soportado las marionetas. ¿Soy un bicho raro?

    ResponderEliminar
  2. Hola
    Aún con casi un año de espera, disculpa que responda a la que confío retórica pregunta diciéndote que no, no creo que sea anómala la alegria marionetil.
    En cualquier caso, puedo asegurar que he visto y disfrutado algunas obras de marionetas absolutamente maravillosas, encantadoras.
    Gracias (tardío) por el comentario

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top