dolor_de_pechoDado que los dolores pectorales sufridos por la caída del pasado sábado no sólo no disminuyen, sino que aumentan, y pese a que estoy seguro que no me van a encontrar nada destacable, para mayor tranquilidad acudo de nuevo al asesoramiento médico profesional.

Dada que mi experiencia anterior vía seguridad social  no fue (lógicamente -hasta cierto punto-) satisfactoria, hago valer, después de más de tres años sin usarla, los privilegios de la mutua, dirigiéndome a la clínica oportuna.

Tras una insignificante espera, el doctor me ratifica, sin más, que una semana y media de dolor no me la va a quitar nadie. Me desaconseja cualquier movimiento un tanto forzado (nada de gimnasio ni carreras). Y me receta algo ligero para el dolor y un "relajante muscular" que, advierte, puede provocarme sueño.

Conste que todo ello lo hace tras una masoquista exploración en la que va presionando diferentes partes del pecho para ver dónde exactamente me duele más. Total, que he salido bastante más dolorido de como he entrado y quedando "obligado" a que el domingo curseril previsto se quede en un domingo sedentario.

Reacciones:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top