El pásado sábado, cuando acudí a una clínica para que me ratificaran que iba a sobrevivir al golpe del sábado anterior, me di cuenta que mi carné de la mútua estaba bastante maltrecho, ya que, al no haberlo sacado casi nunca de la cartera, se le habían añadido a su fondo de color blanco diferentes tonalidades de colores diversos, incluyendo el negro negruzco proveniente de la banda magnética de otro carné.

Pues bien, anteayer, tras presentar (¡por fin!) los documentos de un concurso público, de regreso al Despacho, pasé casualmente por delante de la sede de la mútua y entré a preguntar si era posible hacerme un duplicado (una nueva emisión) del carné.

Pues sí, sí es posible, pero con un coste de... 6 euros, algo, en mi opinión, totalmente abusivo ya que excede, con mucho, del coste de su emisión. Este tipo de cosas me sulfuran ya que no deja de evidenciar que, en lugar de ser un servicio al mutualista (cuya cuota -no pequeña- pago religiosamente desde hace más de 10 años) resulte ser un modo de obtener un "beneficio" atípico.

Casualmente hoy anuncian el lanzamiento de una publicación para los mutualistas con el ¿interesante? tema de portada "Las Varices" y que tiene el nombre de "Interés Mútuo" (Interès mutu). Pues en el tema del carné, el interés más que mútuo, será suyo.

Desde aquí me comprometo a que, cuando tenga tiempo, escrirbirles una nota de queja al respecto. No es de recibo que te giren un ídem por procurar mantener en buen estado tu carné anterior (que tiene sus años). Entendería, por lógica, la idea de "cobrar" su coste de emisión, pero "enriquecerse" en base a ello... me parece lamentable.
Reacciones:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top