Acudo a la representación en el Liceu del "Nederlands Dans Theater", una compañía de danza contemporánea que es fija todos los años en la programación liceuniana.

Pese a que muchos de los amantes de la ópera suelen rechazar la inclusión de este espectáculo en los abonos anuales, lo cierto es que, aún comprendiendo su postura, no la comparto. La calidad técnica y musical de sus números la hacen verdaderamente recomendable.

Antes de acudir al Liceu, a través de su renovada página web, observo que en el apartado "disponibilidad" sólo aparecen 6 localidades disponibles, cosa extraña, pero bueno.

Al llegar, la realidad es muy diferente. De hecho, apenas 2/3 del aforo está completo, cosa mucho más habitual en este tipo de obras.

nederlands_dans_theater1

La representación, corta, tiene dos números:

Silent Screen, 45 minutos de una emotiva plasticidad acompañada de una evocadoras imágenes y música de Philip Glass.

Tar and Feathers, de similar factura técnica, y con la mitad de duración (25 minutos) es una obra mucho más inquietante dónde, entre otras cosas, debe destacarse la música en directo de la pianista Tomoko Mukaiyama.

Reacciones:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top