Primer fin de semana (para algunos -qué envidia- bastante largo) en Barcelona en el que parece que va a hacer buen tiempo. El verano, que ya está casi aquí. Y para ir abriendo boca, celebración hoy del Día Internacional del Surfing.


Precisamente en Barcelona el tema del surf está de actualidad, ya que se promueve por parte de las autoridades la realización de unos espigones que eviten las olas y la fuerz del mar en la costa, culpables (según dicen) de la habitual pérdida de costosa (económica y medioambientalmente) arena.

Pero claro, para surfistas, dichos espigones suponen, en su configuración propuesta, la pérdida de toda posibilidad de practicar este deporte en nuestra ciudad, además de que aseguran que provocaran que la estanqueidad de las aguas afecte a su calidad y salubridad.

Una compañera teatrero/redactora/pompeufabrera es, además, una gran surfista y tuve ocasión de conocer semiprofesionalmente las dificultades y problemas que las compañías aéreas suelen poner a los aficionados en el transporte de las tablas, por muchos convenios firmados con las federaciones correspondientes. Quizás podrían aprender de los países nórdicos, en los cuales es muy usual ver en determinadas fechas como todo el mundo (o al menos, eso da la impresión) factura sus esquíes.
Reacciones:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top