Nunca he tenido un perro o un gato. Tampoco ni un pez, ni un canario, ni un hamster ni una iguana o cualquier otro animal o bicho. Piojos, de pequeño, supongo, pero me duraron muy poco (Filvit champú, Filvit mamá, porque más vale Filvit que tenerse que rascar).

Pero ahora es diferente. En Himajina hemos decidido adoptar un animal. Su nombre (en un alarde de imaginación): HIMAJÍN.




Se ruega contribuyan a su cuidado y alimentación. Para empezar, encontrarán en la esquina inferior (apartado 'More') una manzana que Himajín devora gustoso. Y si, jugando con él (ratón para aquí, click, ratón para allá), Himajín se revuelve y se me ensucia con el barro, please límpienmelo y que me quede un sonrosado reluciente (demasiado barro, queda impregnado en su piel y los jamones no me saldrán tan buenos).

Aunque hoy 'okupe' este post, Himajín vive en la columna de la derecha, en su parte inferior. Vayan a verlo ('y engordárlo!)
Reacciones:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top