Interesante partido el de ayer contra el Rangers FC. De hecho, de fúbtol no se vió tanto como en otras ocasiones y el partido me pareció (en contra de lo que he leído/visto en los medios) un tanto aburrido. Eso sí, el poco que se vió (por ejemplo, con los goles de Thierry Henry y Messi) tenía bastantes quilates.

El interés del partido derivaba de la competición (los partidos de Champions provocan -himno incluido- un feeling especial) así como del particular paisaje que forman/ron los seguidores del equipo escocés, no sólo en el Camp Nou, sino por toda Barcelona.

En compañía de un buen amigo, pude ser testigo en el campo del conjunto de cánticos (incluido, creo, el denostado "Billy Boys" ), coreografías y resto de ademanes que conforman el comportamiento de los fans, incluyendo algunos problemas que tuvieron en la zona de los almogávers y algú que otro entuerto aislado.

(curiosa y recomendable web)

Hay que comprenderlo. El fútbol es verdaderamente una pasión (la edición digital de hoy, a las 14:06 hora peninsular, del diario The Scostsman recoge más de 200 entradas y comentarios sobre el partido) y, teniendo presente el frío que hacía anoche y que únicamente lucían camisetas de manga corta, las cervezas, los cánticos y alguna que otra peleílla son vistos como métodos válidos para entrar en calor.

En cualquier caso, dos aspectos a señalar. Primero, el exquisito trato que siempre dan los escoceses en las crónicas periodísticas a los rivales (tanto en este partido como en el anterior hay múltiples elogios al Barça) y, segundo, el hecho de que, para ellos, lo realmente importante es que han conseguido garantizarse futbol europeo este año, ya que el peor escenario de una tercera posición de grupo les garantiza ir a la UEFA en Febrero (y así se destaca en todos los diarios escoceses, e incluso en el primer párrafo de la crónica de la página web del Rangers).
Reacciones:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top