Cada cierto tiempo nos inundan campañas más o menos organizadas de solidaridad con diferentes situaciones. De hecho, desde Himajina hemos colaborado con algunas de ellas.

Esta vez, sin embargo, queremos posicionarnos en solidaridad con una única persona, Antonio Calatraba Marín, de Girona, autor en la edición de ayer de "El Periódico" de la siguiente carta al director (apartado "Lectores"):

"Tengo 29 años y quiero ser mosso, para lo que la estatura ha de ser de un mínimo de 1,60 metros, las mujeres y 1,70, los hombres. Mi talla es de 1,69 y, por tanto, no puedo ingresar en el cuerpo. No entiendo por qué una mujer es admitida con 1,60 y yo no, solo por no llegar al 1,70. Según el artículo 23 de la Constitución, 'no se puede exigir, para el acceso a la función pública, requisito o condición alguna que no sea referible a los indicados coneptos de mérito y capacidad, de manera que pudiesen considerarse también violatorios del principio de igualdad todos aquellos que, sin esa referencia, establezcan una desigualdad entre españoles'. De acuerdo con esto, es incomprensible que la Generalitat haga esta discriminación".

Totalmente de acuerdo, amigo Calatraba. Según mis fuentes (Google y un poco de paciencia) en el Reino Unido y Portugal no exigen talla mínima; Francia pide 1,68 para los hombres y 1,60 para las mujeres; Alemania, 1,66 y 1,62, respectivamente; Bélgica, 1,54 para ambos sexos, e Italia, 1,65 y 1,61. La Ertzaintza pide 1,65 y 1,60. En consecuencia, debes saber que entrarías en cualquier otro cuerpo, incluyendo en los Mossos (aquí si fueras mujer).

Es más, en abril de este año el Gobierno central aprobó un decreto que rebajaba la altura mínima exigida para entrar en la Policia Nacional y en la Guardia Civil, pasando de 1,70 a 1,65 metros. Y antes, en marzo del año pasado, el Gobierno ya rebajó la talla mínima para las mujeres, que pasó de 1,65 a 1,60 metros. Esta rebaja se hizo porque la estatura exigida (1,65) estaba por encima de la media nacional (1,64), lo que complicaba mucho la incorporación del género femenino a la Policía Nacional y a la Guardia Civil.

Quizás no alcance este blog y este proyecto de solidaridad que desde aquí se impulsa las cotas de otras campañas con más medios, pero en apoyo a Antonio Calatraba Marín, a los más bajitos y a la discriminación que éstos sufren (tanto frente a los altos como frente a sus igualas femeninas -nunca mejor dicho lo de igualas-) vaya dedicado este post desde un alma sensible a tan tamaña :) injusticia.
Reacciones:

Publicar un comentario

  1. Fa un comentari ben interessant i que podria donar lloc a un interesantíssim debat, al qual s'hi hauria d'afegir el Síndic.

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top