La más que centenaria entidad RACC está de enhorabuena. No sólo deben celebrar su más de un millón de socios, la repercusión mediática de sus informes o el hecho de ser el mayor automóvil club del país, sino de que desde hoy tienen un motivo más de celebración: la incorporación a su organización (departamento, logística) de una buena amiga que sin duda va a realizar una magnífica labor en esta entidad.

Felicidades a ambos (empleada y empleador). Estoy convencido que se trata de una perfecta simbiosis con más de un millón de beneficiarios.
Reacciones:

Publicar un comentario

  1. Mil gracias de corazón por confiar en las personas. Ya quedan poquitos como tú.
    Por cierto, el trabajo GENIAL en mayúsculas (el horario, el sueldo, la gente, la labor que desempeño, la verdad es que lo tiene todo para sentirme casi realizada como mujer) Me falta el hombre, jajaja.

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top