Decepcionante.
Acudo al Salón del Libro y apenas encuentro algo de interés. Mayoritariamente enfocado a la compra de libros infantiles (con lo mucho de bueno que esto tiene, pero lo malo también -no es lo que busco-) y a la difusión pseudo-institucional (red de bibliotecas, asociaciones de revistas, gremios de editores [valencianos, vascos], etc.), no parece ser el lugar idóneo para encontrar lo que busco.

En realidad, me había hecho vanas ilusiones de poder ver algún stand difundiendo/comercializando la figura del libro electrónico, aunque fuera un stand chiquitito, en una esquinita, perdido entre enciclopedias y cursos varios en dvd. Sin embargo, nada de nada. Ausencia total de referencias al respecto. Eso sí, muchos sorteos, concursos, representaciones de marionetas, lecturas de cuentos, los omnipresentes mangas japoneses y una reinstalación del pabellón expuesto con ocasión de la feria de Fráncfort. Incluso había un par de stands sobre editoriales de mapas, un tema reciente del interesante blog viajeril Nautilia.

Por no encontrar, no encontré ni siquiera a la amable compañera de trabajo cuya asociación tenía stand propio (muy bien situado, por cierto).

Si es que uno no debe ilusionarse tanto (ni con la feria, ni con la compañera), ya me lo digo yo.
Reacciones:

Publicar un comentario

  1. Ho sento molt, però sóc mooolt escèptic de què l'ebook acabi funcionant, com a mínim a curt i mig termini. S'han fet moltes temptatives (crec recordar que vuit anys enrere ja l'havien presentat en societat), però encara li manca que la gent se senti còmode amb ell, a l'igual que molta gent no sé sent còmoda amb el diari electrònic (costa imaginar-se un diumenge al matí sense el diari mentre un esmorza).

    ResponderEliminar
  2. Comparto la decepción del Saló. Además de repartir invitaciones masivamente para que vaya la gente, en cuanto a contenido es mucho más interesante cualquier librería, aunque sea pequeña.

    Sobre el libro electrónico, yo sí que creo en él. El problema, creo, es la tecnología del soporte: con mucha autonomía, pequeño... Sonará tonto, pero lo que se ha de conseguir es un periódico como los de las películas de Harry Potter (y que son parecidos a los que salían en algún 'Regreso al futuro' me parece): flexible, con constrate y algún tipo de conexión inalámbrica que permita actualizarlo.
    Me atrevo a recomendarte este artículo de Newsweek sobre el tema, a propósito del aparato de Amazon

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top