Vuelta de Roma sin mayores incidencias salvo un acumulado cansancio.

La mañana dominical se ha utilizado para regresar al Vaticano, a visitar de nuevo la Basílica de San Pedro y San Pablo, así como la tumba del Papa Juan Pablo II, allí situada.

Pese que ayer se estuvo en la vecina capilla sixtina, las colas que habían eran demasiado extensas, por lo que se dejó para hoy, 18 de noviembre, que es además el Día de "La Dedicación de las Basílicas de S. Pedro y S. Pablo", por lo que esperaba algún elemento conmemorativo o referencia al respecto que, o bien no existía, o bien no supe encontrar.

A ver si en otro momento encuentro el tiempo necesario para un par de reflexiones himajinarias adicionales sobre el viaje (que haberlas, haylas).
Reacciones:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top