Vistos los centros comerciales así como el casco histórico y algunos lugares más particulares (biblioteca, universidad), decido dar una nueva oportunidad a Viena, la vecina capital autríaca recientemente visitada (hace unos cuatro meses), a ver si las impresiones en su momento ofrecidas (no demasiado positivas) cambian.

Aunque hay la opción de hacer el viaje a través del Danubio en un ferry-catamarán, escojo la opción trenera no sólo por su coste, sino por permitirme también escribir así algunas líneas para Himajina (éstas, concreramente).

Billete de i/v, 11 euros y una hora aproximada de viaje. El tren (el de las 11:50 (sí, uno no ha sido especialmente madrugador), va medio vacío. Y los billetes son comprobados dos veces (revisor eslovaco al inicio, austriaco después).

Veremos como transcurre el día. Al menos, el tiempo es muy, muy diferente al de la última vez.

Reacciones:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top