Como cada año, los amigos/clientes/amigos de la Cámara de Comercio Italiana en Barcelona organizan el Cocktail de Navidad (del que nuestro Despacho es patrocinador) para reunir a sus miembros y amigos y transmitir los mejores deseos para estas fiestas y el año venidero.

Asimismo, como cada año, el nivel de la jornada va subiendo, destacando la elevadísima asistencia y el buen clima que los organizadores consiguen dotar al acto.

El tradicional sorteo de obsequios se repartió de forma desigual (de hecho, yo diría de que forma injusta). Un compañero de despacho fue agraciado con unas gafas de diseño que no sé si una vez puestas realmente le hacen merecedor del término agraciado. Otro, socio además de la firma, obtuvo un polo de Zegna así como un producto de tocador/mobiliario de la misma firma. Un cliente cercano, un set (grande) de bombones. Y todo ello sólo son algunos ejemplos.

Un servidor, al que el azar suele ser esquivo (y de ahí que no compre lotería), no consiguió premio alguno, salvo un indecoroso artículo (que no especificaré vía blog ni sometido a tortura de tercer grado) gracias a contactillos varios.

A falta de fotos (que espero incorporar en breve): ¡ Buon Natale e Felice Anno Nuovo !

Reacciones:

Publicar un comentario

  1. me he comido un panettone de chocolate enterito, te queda alguno?

    ResponderEliminar
  2. Pues la verdad es que no... es una de las compras pendientes.

    Este año no hubo entrega panettoniana... sí hubo una buena dosis de bombones ferrero, tanto los tradicionales como los más nuevos (de coco y chocolate 'intenso' -creo-)...

    Con tus vínculos italianos... ¿no te inscribes en la Cámara? ;)

    ResponderEliminar
  3. Ya tocaría, ya... otro de los temas pendientes para 2009

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top