La visita de varias personas el día previo demostró que, si quería que las once personas que tenían que venir al día siguiente (domingo 28) se sentaran a comer serían necesarias más sillas, y como no hay que llorar por la leche derramada sino ir a por un buen mocho, me hago a la idea de tener que comprar (ya) algunas.

De camino al proveedor oficial de muebles (IKEA), observo unas colas impresionantes de coches intentando acceder al vecino centro comercial Gran Vía 2. La entrada a IKEA no es muy diferente. Toda Barcelona y parte del extranjero está allí.

Cargados con las sillas necesarias, regreso rápido al piso para una nueva ducha (ahora que hay agua caliente, abuso) y una visita a casa de unos amigos goethianos (impresionante piso) para ver al hijo de la miembra brasileña del grupo. Además de su marido y de la pareja propietaria (a medias con el banco) del piso, se nos añade la amiga que actualmente vive en Brighton (Inglaterra) que recientemente vimos en Londres. Hicimos grandes cosas este grupo (y no sólo aprender alemán).

images[6]Tras la visita, y con el tiempo justo de llegar a un nuevo centro comercial próximo (Diagonal Mar  -cuyos accesos y entradas al parking están extrañamente cerrados-), observo como las estanterías del supermercado han sido literalmente arrasadas por legiones de consumidores. ¿Qué comeremos mañana, pues?... Habrá que encargar unos pollos a l'ast u otra alternativa similar.

Reacciones:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top