Tenemos la sana costumbre que cada cierto tiempo (un par de veces como mínimo al año), intentamos reunirnos algunos de los integrantes del despacho con amigos que, en su momento, fueron también compañeros de aventuras en la Firma.

Hoy he tenido la oportunidad de comer con dos de ellos. Él, es un fiscalista de prestigio en una gran firma, en la que cada año consolida y acrecienta su posición y rango. Ella, trabaja ahora en una empresa del entorno de los dentistas y las prótesis dentales, un sector bastante más complejo de lo que pudiera parecer a simple vista.

Ambos están magníficos. Y me alegro enormemente.

Conclusión: Una de las comidas que siempre me deja mejor gusto (con independencia de lo que haya comido).

Reacciones:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top