Tras la carrera, vuelvo caminando al centro de la ciudad. El paseo me lleva por una parte del barrio de Lincoln Park, una de las partes más pijas (y sanas) actualmente de Chicago. Por muchos motivos, pero principalmente su ubicación, da algo de envidia vivir por aquí, hasta que recuerdo el frío y entonces agradezco el clima de Barcelona.

Regresado al centro (la Magnificent Mile), toca hacer de turista oficial. Y subirse a la Torre Hancock, una de las más altas de la ciudad.

HancockDe hecho, la duda es siempre la misma: ¿Dónde conviene más subirse, al observatorio Hancock o a la Torre Sears? Había leído de todo. La Torre Sears es significativamente más alta (la más alta de USA y la tercera del mundo), pero el observatorio Hancock parece estar mejor situado.

Sin descartar subir a ambos, la decisión de subir por ahora al Hancock obedece al desayuno de esta mañana, tomado en el hotel compartiendo mesa con unos catalanes (los primeros que encuentro en toda la ciudad) que van pasar el fin de semana en Chicago antes de ir a Cleveland. Él, que ya había estado en la ciudad antes, recomendaba Hancock. Hubiera estado comentando más cosas con ellos, pero entre el mega desayuno tomado y la conversación casi llegaba tarde a la cursa (una cosa es llegar tarde al final de una carrera, pero llegar tarde a la salida...).

La experiencia no está mal. Hoy era un día claro y despejado, cosa que permitía una buenas vistas. Además, a diferencia del Empire State, por ejemplo, aquí uno puede estar bien relajado y amplio en el mirador. A efectos prácticos, recomiendo sacar las entradas en unas máquinas de autoservicio en lugar del mostrador, se ahorra uno una cola y el tiempo que ello implica.

guia multimedia También es destacable que, gratuitamente, te prestan una guía audiovisual en diversos idiomas (el último, el castellano) que ayuda a hacer más instructiva la visita.

Por cierto, el John Hancock Center (nombre oficial de la aquí llamada Torre Hancock) no tiene nada que ver con el personaje de John Hancock protagonizada por Will Smith en "Hancock". El nombre de la torre proviene de la compañía aseguradora John Hancock Insurance (promotora y primera ocupante del edificio) mientras que el segundo es puramente ficticio.

Reacciones:

Publicar un comentario

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top