Hoy se celebra San Fermín, y así fue explicado por aquí el año pasado (con bastante narración historica acerca de dicho santo).

Por mucha tradición, historia, cuidado (ciertamente cada vez se tiene más presente la seguridad), bellez visual, etc., siempre es una celebración vinculada a la existencia de heridos más o menos graves y, en ocasiones, alguna muerte.

¿Tiene que ser así? ¿No hay alternativa? ¿No sería posible obligar a llevar determinado calzado y unas mínimas protecciones? (Además de un control -que himajino que realizan de algún modo- sobre la capacidad de quienes corren por allí).

La adrenalina que provoca el peligro de cualquier deporte de aventura, por ejemplo, nunca debe estar reñida con la existencia de unas mínimas medidas de segurdiad. Y si los castellers implantaron los cascos para anxenetes (y seguramente els dossos)....

Reacciones:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top