cantabria
 

Según parece, en 1495 el valle de Carriedo denuncia los abusos del Marqués de Santillana y obtiene sentencia favorable, tras recursos, en 1546 y en 1544 parece que se entabló el denominado “Pleito de los Valles” surgido primeramente del enfrentamiento familiar entre las casas de Castañeda y la de la Vega, disputa a la que se unieron posteriormente los nueve valles de las Asturias de Santillana: Alfoz de Lloredo, Cabuérniga, Cabezón, Piélagos, Reocín, Villaescusa, Camargo, Penagos y Cayón, pues el Marqués de Santillana pretendía convertir estos valles en solariegas (terrenos de los señores) cuando eran libres y de realengo (terrenos del Rey). La sentencia se produjo favorable a los valles en 1581.Y los valles, al ver que unidos se defendían mucho mejor, acordaron constituirse en “provincia” -primer antecedente como tal en la Península- bajo el nombre de Provincia de Nueve Valles, reuniéndose en Bárcena de la Puente –hoy Puente Samiguel- donde levantaron una Casa de Juntas.

Durante dos siglos esta institución mantuvo su unión y convocó a otras jurisdicciones cántabras, para hacer frente común a los desmanes de los señores. Y ya en 1727 decidieron agrupar todas aquellas jurisdicciones en una sola provincia, pero la Corona abortó su decisión.

No obstante, la insistencia por constituirse en provincia autónoma desembocó en el histórico 28 de julio de 1778, redactando las “Ordenanzas de Cantabria” y constituyendo la “Provincia de Cantabria“.

Esta Provincia la formaron las 27 jurisdicciones de las Asturias de Santillana, la provincia de Liébana y se invitó al resto de jurisdicciones del Bastón de las Cuatro Villas. Además de la mayoría de las comarcas de la actual Comunidad Autónoma de Cantabria, participaron en el proyecto los hoy municipios asturianos de Peñamellera y Ribadedeva y los territorios hoy burgaleses de Mena y Tudela.

Cierta o no la historia, esta es la que hoy se celebra, y por la que cabe felicitar (y así se hace desde aquí) a los cántabros.

Reacciones:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top