De nuevo, madrugón y viaje en AVE a Madrid, y de nuevo, el servicio, impecable, con su salida a su hora, sus máquinas de auto-servicio funcionando correctamente (bueno, no del todo, las dos que estaban al lado del centro de servicio en la estación de Sants no funcionaban) y con un sosiego bastante agradable a esas horas de la mañana.

De hecho, si se compara con los tradicionales problemas matinales de los lunes en los puentes aéreos que solía coger, la diferencia es significativa. Y es que, como he comentado en alguna ocasión, la alternativa AVE al avión para los desplazamientos a Madrid tiene dos grandes ventajas: la ausencia de colas de ningún tipo (ni facturar, ni entrar, ni salir, ni seguridad, nada), y la emisión de buenas películas que, ciertamente, contribuyen a hacer menos pesado un todavía largo viaje.


En el viaje de ida, el film ha sido el de Hairspray, película que en su versión mostrada (la última, con John Travolta como cabeza de cartel), no la había visto aún y que, me ha parecido bastante entretenida, especialmente por un personaje secundario interpretado por una actriz que me gusta bastante, Allison Janney, quien borda su papel de madre ultra-conservadora del mismo modo que brillaba en su importante papel en "El Ala Oeste de la Casa Blanca", serie de TV de la que he dejado constancia más de una vez por aquí mi gran aprecio.

En el regreso, la película "Expiación. Más allá de la pasión", un film que no está nada mal y que sabe mantener una historia compleja con un ritmo adecuado.


(Cine en el tren, algo no tan novedoso pero que resulta de interés en este trayecto).

Me pregunto si sería posible conocer la programación cinéfila con antelación. De este modo, no descartaría coger un tren u otro si la emisión de la película pudiese ser distinta y valiese la pena el cambio.

Reacciones:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top