¿"Palma" o "Palma de Mallorca"?

Aunque en muchas fuentes se alude al carácter 'oficial' de la denominación de Palma, el tema no es tan sencillo como parece, o al menos, no lo era hasta hoy.

Un ejemplo de la complejidad puede verse en su Ayuntamiento, representante por antonomasía de la localidad. Si bien claramente se identifica como "Ajuntament de Palma" (obviando el "de Mallorca") y su página web es accesible mediante el dominio http://www.palma.com/, no es menos cierto que dicho dominio redirige al dominio http://www.palmademallorca.es/.

La Ley 23/2006, de 20 diciembre, nombraba al municipio como "Palma de Mallorca" (de hecho, la norma formalmente es la Ley 23/2006, de 20 diciembre, de Capitalidad de Palma de Mallorca -BO. Illes Balears 27 diciembre 2006 y BOE de 30 de enero de 2007-), al igual que lo hace el Estatuto de Autonomia de Baleares del año 1983.

Sin embargo, el vigente Decreto 36/1988, de 14 de abril, así como el nuevo Estatuto de Autonomia de Baleares mostran el nombre de "Palma".

Pues bien, hoy aparece publicado en el BOE la LEY 8/2008, de 5 de junio, de modificación de la Ley 23/2006, de 20 de diciembre, de capitalidad de Palma de Mallorca, por el que se ratifica aún más el nombre oficial de "Palma" y no el de "Palma de Mallorca".

En consecuencia, espero que el Ayuntamiento de la localidad escoja mejor a qué dominio redirigirse e, incluso, que se modifique por quien corresponda el nombre del Ducado de Palma de Mallorca que actualmente ostenta la Infanta Cristina.
Reacciones:

Publicar un comentario

  1. Vaya, viendo el inicio del post en el facebook me acerco para leer un interesante artículo sobre toponimia e historia y me encuentro un interesante artículo que habla de leyes y decretos de fechas tan recientes como 2007. Ok, deformación profesional de cada uno, pero ¿los nombres de las ciudades los deciden las leyes?, “la llei fa la cosa?” No sé, no sé…

    David sin blog (ok, quizá pronto adopte uno).

    ResponderEliminar
  2. Los nombres de las ciudades lo "deciden" las leyes de igual modo que los nombres de las cosas (las palabras) las "deciden" los diccionarios.

    Se supone que, los legisladores, conocedores de la voluntad popular, deciden que el nombre oficial de una ciudad es, por ejemplo, Girona y no Gerona, por lo que dan a esa denominación el carácter de "oficial" y así lo recogen las leyes.

    Esa es la teoría... :)

    Gracias por el comentario, David sin blog.. y tan pronto como adoptes uno (te animo a ello), dímelo/dínoslo (¿a qué me suena esto?)

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top