En su resolución 58/4 del 31 de octubre de 2003, la Asamblea General proclamó el 9 de diciembre Día Internacional contra la Corrupción. Esta decisión se tomó con la finalidad de aumentar la sensibilización respecto de la corrupción, así como del papel que puede desempeñar la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción para combatirla y prevenirla.Claro que en todos los lugares, dicen, cuecen habas (bueno, si es que tienen habas en esos lugares y les gustan cocidas, claro), pero el tema de la corrupción, en este país, es realmente de juzgado de guardia, especialmente en algunas zonas levantinas.


















Sea como sea, en un país donde la incompatibilidad únicamente se aplica a cuestiones informáticas, pero no a políticas (salvo honrosas excepciones) y donde la gente más que trabajar, "se lo monta", dónde las "prejubilaciones" de algunos van a costa de los impuestos de todos, dónde las "bajas" se obtienen a la carta, dónde "cobrar el paro" no implica no estar trabajando, dónde el importe de una escritura pocas veces refleja el valor real pagado, dónde algunos funcionarios tienen un "plus" por ir a trabajar, dónde se cultiva a tenor de lo subvencionable y, por acabar, un porcentaje importante del PIB está en un sector basado en recalificaciones no siempre del todo transparentes... un día como el de hoy no sé si es de celebración o de vergüenza colectiva.


Reacciones:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top