Mañana dominical rodeado de niños de primaria, sus padres, ganchitos, sandwiches de nocilla, bizcochos, golosinas, fanta de naranja y tartas.

Juego, con ventaja, al fútbol con ellos, aunque es una ventaja limitada dado el mucho aguante ajeno o el escaso propio demostrado. Está claro que uno debe tomar más sandwiches nocilleros (¡¡cómo les echaba de menos!!) para seguirles el ritmo.

Después, procesión de regalos de amiguitos y amiguitas a la homenajenada (quien, al igual que sus amigas, va maquillada de fantasía con mariposas, sombras de ojos y demás), en una interesante proporción de juguetes y ropa.

El lugar, el parque forestal de Mataró, un más que interesante emplazamiento bastante concurrido este domingo que permite a pequeños y no tan pequeños tomar un picnic al lado de campos de fútbol, de baloncesto y una gran extensión de terreno natural, un lugar ideal para este tipo de celebraciones.

¡Quién pudiera celebrar un cumpleaños así ! (Me refiero, especialmente, al hecho de tener sólo un 6 en la tarta).

Reacciones:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top