Leo en prensa internetera que un carnicero ha sido detenido por vender carne de cerdo como si se tratase de ternera.


Mediante lo que la policía ha bautizado como Operación Solomillo (bendita himajinación), se ha detenido a un sujeto de 62 años que habría vendido un mínimo de dos mil kilos de falso solomillo de ternera con un etiquetado falso a 10 resturantes y cuatro residencias geriátricas del área de Barcelona.


Es un tema que me interesa no sólo por mi conocidad voracidad cárnico solomillera restaurantil, sino también por la faceta profesional.

Durante mi última conferencia sobre el tema, precisamente el Sr. Presidente del Colegio de Veterinais de Catalunya hizo hincapié en el hecho de que siempre se ponía el sector cárnico como el ejemplo tradicional de fraude, cuando en realidad, es el sector de la alimentación más controlado, con una trazabilidad total perfectamente implantada.

Coincido con él. De hecho, me consta que es así. Y me consta, por ejemplo, el clamoroso silencio cómplice existente en materia de pescado, donde en muchas (por no decir muchísimas ocasiones) aquello que se nos vende (generalmente, procesado) dista mucho de ser la especie pesquera anunciada. En la pescadería del mercado, los problemas son otros (por ejemplo, anunciar pesca de un lugar cuando proviene de otro muy distinto).

Sea como sea, creo que estaría bien conocer qué restaurantes/geriátricos han sido los "afectados" (no voy a presuponer su eventual conocimiento del tema ni plantearme si realmente pagaban o no dicho pseudo-solomillo a su precio de mercado), más que nada para que así los clientes (auténticos afectados, no nos olvidemos) de los mismos puedan oportunamente reclamar.
Reacciones:

Publicar un comentario

  1. No estaria gens malament saber-ho, perquè encara serà algun restaurant on el cobert no és precisament econòmic...

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top