Lo decía hace unos días: "Si el Barça combina transiciones rápidas -para cuando la ocasión lo merezca- con el tradicional fútbol-control, pueden obtenerse grandes resultados.".

Este ha sido, exactamente, el esquema de juego ofrecido por el Barça ante un voluntarioso Valencia que, pese a la presión que ejercía, se ha visto incapaz de controlar el ritmo del juego.

Una vez más, apenas se han pasado problemas en la defensa y la portería ha estado bien tranquila. Eto'o ha marcado por partida doble, se han realizado los cambios oportunos y, por fin, el Barça ha ganado en terreno hostil.

Sin embargo, alto precio el pagado: lesión de Messi por unas cuantas semanas. Lástima y re-lástima. El domingo, el Barça-Real Madrid será aún más apasionante.
Reacciones:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top