El dilema de un blog de carácter personal (esto es, no temático) es el límite, la frontera, entre lo publicable y lo no publicable, tanto por el interés que pueda suscitar o no a terceros (no creo que sea interesante por ejemplo si hoy me he peinado diferente -cosa difícil, por cierto-) como por la delgadisísisíma (sí, muchos "si" y dos acentos) línea que separa lo íntimo y privado de lo más público, ya sea por la privacidad propia o la de otras personas.

En este sentido, por factores diversos, hay cosas que no pueden ser en este momento aquí y ahora publicadas pero que, de existir, existen y están pasando y haciendo que este fin de año sea en extremo estresante e interesante. Confiemos que todas salgan bien y, en consecuencia, puedan ser poco a poco incorporadas y adecuadamente expuestas en el presente blog.

Que sirva todo ello como deseos propios para el nuevo año. Y si mañana no hubiera posibilidad de escribir por aquí, deseos de lo mejor de lo mejor para tothom y ¡Feliz 2008!.

Reacciones:

Publicar un comentario

  1. es misteriosísimo este post...

    ResponderEliminar
  2. Bueno.... sí es cierto que me ha quedado algo enigmático, pero... bueno... ya iremos desvelando cosas cuando se pueda ... :)

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top