(Post originalmente publicado el 22/10/2007)

Uno de los temas más recurrentes en el presente blog es el de informar/difundir las efemérides que tienen lugar, por cuanto es un modo interesante de centrar el interés en temáticas que, pese a su intrínseca e indiscutible importancia (algunas más que otras, claro está), suelen pasar desapercibidas por la vida estresante que llevamos todos.

Pues bien, además de los Días Internacionales/Mundiales/Europeos sobre diferentes temas, también existen los años internacionales de, a los cuales, en la medida de lo posible, nos iremos refiriendo.

El año 2008 va a ser (lo será a partir del 1 de enero, aunque ya se celebra desde el pasado agosto, pese a que la inauguración oficial [en la ONU] fue el pasado 18 de octubre), el Año Internacional de la Patata o de la Papa, pese a que fue así determinado por resolución de 22 de diciembre de 2005 de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Con página web propia de descriptivo dominio (http://www.potato2008.org/) nos enteramos que en España, del 4 al 11 de octubre del año próximo, en Vitoria-Gasteiz tendrá lugar la Semana de la Patata, que confío pueda ser rebautizado en aras a ganar cierto glamour científico/congresional. Poco antes -en mayo-, habrá tenido lugar en cualquier caso en Berna (Suiza) el 'Congreso Europatata: la patata ante el porvenir'.

No hay duda que el celebrado y protagonista tubérculo merecía un reconocimiento de este calibre. Es más, de haberse centrado en las Patatas Fritas (vía francófona o chip), entendería de justicia que se les dedicara un lustro enterito.

En este sentido, me extraña que desde determinados sectores políticos patrios no se promueva ahora que ya están lanzados con la letra del himno nacional, las banderas, etc. un congreso específico sobre las patatas bravas o, incluso alguna comunicación internacional en el congreso Europatata antes citado acerca de la patata como factor tortillero-diferencial entre Francia y España.

Sea como sea, y sin perjuicio de la interesante información que sobre producción, consumo, beneficios, etc. que puede obtenerse de la web descrita, sí quisiera indicar que una vez leí/me contaron/escuché (ay, esas fuentes no anotadas y esa decadente memoria) que se está trabajando para que en el futuro parte de la medicación (léase vacunas) pueda integrarse en los alimentos, trabajándose actualmente en dos grandes productos alimenticios: la patata y el plátano (este último parece que estratégicamente más interesante al poderse comer crudo, y resultar muy atractivo su consumo para los niños).

Mientras no nos curan, al menos, nos pueden divertir o hacernos ricos. Así lo han pensado los de las patatas fritas Pringles, quienes hace un tiempo sacaron (creo que no en España) unas patatas fritas con chistes impresos, preguntas del trivial, concursos, etc.
Reacciones:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top