Ayer se hizo entrega de los premios a los ganadores de "Operación Trucho". Para quienes no conocieran tan singular iniciativa, informarles que el Fondo de Regulación y Organización del Mercado de los Productos de la Pesca y Cultivos Marinos (FROM) -impulsores del celebérrimo "Pezqueñines no, gracias... hay que dejarlos crecer" (magnífica frase para Conrad Son)- desarrolló un microsite web con el declarado objetivo de promocionar el consumo del pescado entre los jóvenes, mediante dos concursos: uno de karaoke y el otro de elaboración, a partir de canciones consolidadas (Corazón partío, etc.), de una letra alternativa relacionada con el pescado y su consumo.

Como los avispados (zumm, zumm -vale, es muy malo-) lectores de Himajina se habrán percatado, tal iniciativa tenía un fin secreto muy distinto al expuesto, consistente en normalizar los cambios de letra sobre melodías populares (chiste político que no sé si se captará), tal y como sucede con el himno patrio.

Y me pregunto: ya que tan parece tan importante tanto el consumo de pescado como la letra del himno... ¿por qué no unir ambas cosas?.

Reacciones:

Publicar un comentario

  1. :D muy buena la versión himajinaria! jejejeje la parte de la cigalilla me ha hecho mucha gracia

    ResponderEliminar
  2. en hinmo esta suoer padre es el mejor que e escuchado y es muy gracioso

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top