Desde que Jack Nicholson y Jessica Lange protagonizaron en 1981 un remake de "El Cartero siempre llama dos veces (The postman always rings twice)", la vinculación entre mensajeros y sexo ha sido una constante. De ahí que siempre mire con envidia a los trabajadores de UPS alardeando de sus paquetes y sus contínuos flirteos con secretarias y recepcionistas.

Al respecto y por si fuera poco, leo hoy en "El Periódico" una noticia que dice así "Sanidad orienta a los jóvenes sobre sexo a través de 'Messenger'".

Aclarado que el Messenger al que se alude no es un funcionario de correos (hubiera habido problemas de competencias entre el Ministerio de Sanidad y el de Fomento) sino un programa de chat online de Microsoft, y dejando de lado un interesante tema acerca del uso por la Administración Pública de estándares abiertos y de programas alternativos (Google Talk, etc.), me pregunto: ¿es que acaso no leen HIMAJINA y no saben del caso Banega?. Y es que el titular lo deja claro:

No dice "Sanidad orienta a través de 'Messenger' a los jovenes sobre sexo" o "Sanidad orienta a los jovenes a través de 'Messenger' sobre sexo", sino que les orienta "sobre sexo a través de Messenger", algo muy diferente. ¡¡ Eso es promover Internet y la Sociedad de la Información y no el plan Avanza !!.

Y si lo que querían es utilizar la técnica del chat y la interacción vía internet máquina-hombre para informar, en lugar de 'crear' a un robot llamado Robin (hay que ser cutres para ponerle ese nombre), podían haber "clonado" o directamente usado la ya aquí comentada y sexy Anna (de Ikea), quien como expuse en su momento, de sexo también sabe bastante. ¡Probadla!

Reacciones:

Publicar un comentario

  1. No sabia això de la teva enveja pels missatgers d'UPS...

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top