Inesperado pero siempre bienvenido viaje a Irlanda, concretamente a Belfast.

Aunque acabado de aterrizar, sólo puedo constatar por ahora una climatología lluviosa y algo fresca, además de la existencia de multitud de pubs.

No ha habido incidencia alguna ni con el vuelo (Aer Lingus, siempre correctos) ni en los traslados, algo que en estos tiempos es siempre de agradecer.

Todo asimismo preparado en el hotel y tiempo justo para constatar cómo varía la ciudad del horario comercial al no-comercial, en la que las principales avenidas quedan totalmente desiertas.

Afortunadamente, además de una buena selección de periódicos locales, me he traído un par de libros ("El Secreto" y "Democràcia a sang freda") de los que espero poder avanzar algo en su lectura.
Reacciones:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top