Leer los Boletines Oficiales es instructivo. Leo el anuncio de l' Institut Municipal de Parcs i Jardins de Barcelona publicado en el BOP de hoy mediante el que se saca a licitación el servicio de endoterapia vegetal para palmeras.

Curioso y a la vez envidioso de las palmeras, pues no recuerdo haber tenido ningún tratamiento endoterapéutico (con lo bien que suena), me informo sobre el particular, descubriendo (y exponiendo aquí) que la endoterapia consiste en la inyección en el tronco de los árboles de una sustancia nutritiva o fitosanitaria, es decir, de darle un chute a un árbol, vamos.

Es más; el primero que drogó (perdón, endoterapeutizó) a los árboles fue Leonardo de Vinci, que a falta de sustancias más lights, les inyectó arsénico para ver qué pasaba.

Tal vez después de drogar a un par de árboles llamó a Lissy (Mona Lisa para los menos íntimos) y le dijo: "quédate quieta, que te voy a pintar toa".. Y como ella había hecho la siesta a la sombra de un pino 'chutao', pues se le quedó esa sonrisa enigmática que tanto ha dado de que hablar.... ¿el secreto?, la endoterapia -al menos- vegetal.
Reacciones:

Publicar un comentario

  1. Jo també necessitaré un endochute després del debat d'ahir!

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top