"Hay muchísima gente de Barcelona", me responde la amable azafata cuando le inquiero acerca de la puerta de embarque del vuelo de conexión al acercarnos a Madrid.

"De la clase Business, prácticamente todos viajan a Barcelona.. y en turista muchos me han pedido 'La Vanguardia' y 'El Periódico'" (no hace falta decir que, además de algún ejemplar del País, lo único disponible eran los ABC-Mundo-Razón).

"De hecho, nos hemos extrañado al ver tanta gente de Barcelona (volando Estambul-Madrid para luego hacer el Madrid-Barcelona), ya que existe un vuelo directo Bcn-Estambul", me sigue explicando.

Le contesto (ya seguirá recogiendo las bandejas luego) que, tal vez, exista el slot, o la programación oficial del vuelo, pero que confío que comprenderá que no es que todos hemos escogido la opción Bcn-Mad-Estambul-Mad-Bcn por gusto o devoción a la T4, sino que no existía alternativa directa alguna...

Me aventuro a asegurar que la rentabilidad del vuelo Bcn-Estambul-Bcn es más alta que el Mad-Estambul-Mad. El problema son las conexiones, pero no las del resto del país, sino las de Madrid. A toda España le daría igual (incluso agradecería -mayor rapidez-) hacer el vuelo local-Bcn-Estambul. Pero no hay el coraje necesario para hacer que la gente de Madrid (y zona centro) haga conexión en Barcelona.

A falta de coraje político (incluso desde estas tierras, donde solemos proponer últimamente bastantes cosas estúpidas o callar -o aplaudir- estupideces ajenas) y de racionalidad económica, confío (como expuse hace unos días) que la UE -aunque sea desde el versátil tema medioambiental- arregle algún día todo esto.
Reacciones:

Publicar un comentario

  1. Un dels grans càncers de la nostra economia es diu Iberia. El problema és que, amb tot el que ens estan fent, encara hi anem. Alguns cops són inevitables, però molts cops la comoditat i el costum ens traeix...

    ResponderEliminar
  2. Benvolgut David,

    No crec que Iberia estigui fent res diferent al que fan moltes altres companyies (catalanes inclusive).

    No és un problema empresarial. És un problema conceptual-polític. No es pot demanar a una empresa (i més, si no és d'aquí) que faci esforços que, per començar, els empresaris d'aquí no fan.

    Si tan important per la economia catalana és Ibèria... com és que no hi té una participació accionarial catalana de referència?

    El fenòmen Air Nostrum (Generalitat Valenciana) és un altre model possible.

    No és suficient tenir raó (moral, ética, legal, de justícia i equitat), que no dubto que la tenim. Cal tenir la força i el coratge de posar-la en pràctica. El boicot pot ser una manera, sí.... però diria que no és la més efectiva.

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top