Efectivamente, el penalti señalado al Barça era bastante dudoso. Y lo que es peor: sin él, no hubiéramos ganado. Pero fútbol es fútbol.

El Real Zaragoza hizo su partido. Y casi estuvo a punto de salirles bien. Lo del Barça es más preocupante. No reacciona.

Unos meses antes, con independencia del resultado, según iba el partido se realizaban unos cambios lógicos en unos momentos adecuados. Actualmente, la alineación es bastante extraña y, las reacciones desde el banquillo, muy tristes, con nula estrategia y peor desarrollo.

Un ejemplo (pero hay más): cuando Gudjohnsen ya jugaba en su sitio y lo hacía bien, desaparece. ¿Qué está pasando?. Confío que el partido del miércoles contra el Celtic de Glasgow muestre una mejoría de juego.

Por cierto: un 10 para la postura del equipo celta y sus normas de conducta.
Reacciones:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, críticas, ideas, sugerencias, inquietudes.
Sin tus aportes, todos himajinamos menos.

(c) Daniel Vidal. Con la tecnología de Blogger.
 
Top